La tradición hecha mermelada

Quién no ha comido un "pisto" como acompañamiento en multitud de platos???
Pues aquí tenéis una versión hecha mermelada. Tomate con cebolla y pimiento.


Perfecta para acompañar carnes, pescados, dar un toque especial a cualquier salsa, comer con queso, ensaladas...

Después de unas cuantas horas pelando tomates y llorar con las cebollas, merece la pena pararse unos segundos y mirar el colorido de la olla, y el olor que sale de ella... un espectáculo.


Y qué decir del resultado... tenéis que probarla.

Comentarios